lunes, 17 de septiembre de 2012

Capítulo 27: Un diablo en el cielo


- Perdone, ¿ha visto a un hombre viejo llamado Son Gohan?

- No, lo siento- dijo el alma.

- De acuerdo- dijo Gohan. Llevaban casi un día entero buscando a su abuelo, pero no lo encontraban en ningún sitio.

Él y Upa siguieron buscando. Debía haber previsto eso. El cielo era enorme y había millones de millones de almas ahí. Si no lo encontraba rápido Pan, Goten y Trunks estarían solos frente a Ginyu. Había podido derrotar a Uub. Y según Bra Ginyu había quedado malherido. Si se recuperaba su poder sería… No podía imaginarse eso. Esperaba que el entrenamiento funcionase. Y sobretodo que Ginyu no se percatase de su cola y mirase hacia arriba. Si eso ocurría…

De repente miró frente. Ahí había una montaña enorme de la que salía un aura maléfica. Son Gohan tuvo una sensación extraña que no era nueva para él. De la cueva salió una figura.

- Mira a quien tenemos aquí- dijo la figura.

- Hola-dijo con posado desafiante- Dabura.

- Veo que el pequeño Gohan se ha pasado al otro barrio. Que sorpresa. Dime, ¿a quien debo agradecer tal placer?

- No te incumbe. Además, sólo estoy aquí de paso. 

- Oh, que volverás a la Tierra. Qué pena, me hubiera gustado hablar de viejos tiempos contigo. ¿Y cómo es que estás aquí y no conservando tu cuerpo?

- Busco a alguien.

- Oh… Y dime, ¿quién es?

- Mi abuelo Gohan. ¿Pero a ti que te importa?

- Oh, que he descubierto un entretenimiento aquí arriba. Mucha gente busca a sus seres queridos que se han perdido por aquí. Y he abierto un “pequeño negocio”.

- Y a cambió que pides. ¿Qué vendan sus almas al Demonio?

- Nah, eso es muy vulgar. Lo que quiero son trabajadores. ¿Cómo te piensas que me he construido tal mansión?

- Qué mansión, yo sólo veo una montaña con una cueva.

- ¿Eso? Un simple hechizo de camuflaje. A los funcionarios no les gustaría ver eso. Quieres verla?- Dabura alcanzó la mano a Gohan. – Tranquilo, si captan que hiero a alguien me esperan diez años de tortura. Cómo si no fuera una tortura todas estas flores y alegría. 

- Ya veo- Dabura puso su mano encima de Gohan. El hechizo desapareció y en lugar de una montaña apareció una mansión enorme. 

- ¿Quieres decir que puedes decirle dónde está su abuelo?- preguntó Upa

- Exacto.

- Upa, no te fíes mucho de él…-dijo Gohan, preocupado.

- No te preocupes. Tu busca a tu abuelo y yo me quedaré aquí

- De acuerdo…

- Bien, pues todo decidido. Tú te quedas aquí. Tú ven. Te enseñaré dónde está esa persona. 

Dabura le dio una brújula encantada. Le explicó que la persona que buscaba estaba hacia esa dirección. Gohan se despidió de Upa y se dirigió hacía le dirección que le mandaba la brújula. 

2 comentarios:

  1. Te he agregado como afiliado =D
    Muchas gracias por haberlo hecho antes.
    Suerte y un beso :D

    ResponderEliminar